24 de abril de 2007

Sevilla de Feria


Aún huele un poco a incienso y alguna que otra hermandad recoge sus enseres de una semana demasiada pasada por el agua cuando Sevilla estalla de júbilo después de que miles de bombillas den luz a una bellísima portada que ha tenido como boceto a la mismísima Giralda. Ya estamos de Feria. Y como cada año, todos los telediarios y medios de comunicación se hacen eco de la fiesta de la ciudad pero de un modo peculiar, como si los sevillanos parásemos todo para estar todo el día metidos en una caseta cantando, bebiendo y bailando. Me indigna que piensen algunos que Sevilla no trabaja durante toda una semana. Y la verdad, señores, es que salvo excepciones, aquí todos curramos, desde el fontanero, albañil, abogado, periodista, e incluso muchos funcionarios. Es más, si me apuran, curramos hasta en la feria, porque más de uno cierra contratos y hace negocio en la Feria.

También están los feriantes que duermen pocas horas y hasta alguno que otro, que yo bien me sé, que empalman esta celeración con su jornada laboral. Si es que tenemos gracia hasta para eso. En fin, señores, que nos lo pasemos muy bien, que bebamos con moderación y que vayamos con la cabeza bien alta por ahí sabiendo que podemos compaginar perfectamente trabajo y ocio en una semana.

Bueno, os dejo que he acabado mi jornada laboral y pienso ir a la Feria... y mañana a seguir currando.

Feliz Feria sevillanos.

1 comentario:

Alejandro y Juan dijo...

Me alegro de que hagas esa reflexión, en el resto de España cuando empieza la Feria se suele pensar que: ¡Cómo viven en Sevilla!¡No dan un`palo al agua!

Creo que alguna vez se debería enseñar que hay detrás de la feria, todo el trabajo que tiene y comola inmensa mayoría de sevillanos hacen su día a día normal.