28 de mayo de 2007

Ganar para perder



Atrás quedaron los meses de campañas, jornadas de reflexión y sondeos que daban como ganador tanto a los unos como a los otros. Sevilla votó en las urnas, expresó su opinión y decidió por mayoría entregar las llaves de la ciudad a Juan Ignacio Zoido (Partido Popular). Sin embargo -las cosas de la política- un más que posible pacto de PSOE con IU arrebatará la alcaldía hispalense al representante del Partido Popular, Juan Ignacio Zoido.

“La noche fue no muy larga pero sí intensa. Como en una final de fútbol, el árbitro pitó final del partido sobre las 22:30 horas. La mayoría de la afición disfrutó porque su equipo había realizado un buen partido y había ganado el encuentro. Todo hasta ahí. Hasta que sumaron el número de goles con otros equipos, fue entonces cuando el quipo ganador vio cómo su victoria no había servido de mucho. El quipo perdedor no tenía para nada el calor de la afición pero su astucia y ansia por ganar como sea –aunque fueran en los despachos- les avivó hasta el punto de celebrar su derrota deportiva como una gran victoria: ¡La tercera!- exclamaban orgullosos. La afición del equipo ganador –la cual ocupaba la mayor parte del estadio- incrédula de lo que estaba sucediendo no podía creerse lo que pasaba y mucho menos los comentarios irónicos por parte del entrenador del otro equipo, el verdaderamente derrotado. A pesar de las protestas de muchos aficionados al grito de ¡tongo! O ¡Este equipo no se merece ganar, nosotros no lo queremos! ¡No ha jugado limpio! ¡No representa a la mayoría! El final de esta historia la podemos dejar en una foto del entrenador levantando una copa triunfadora, eufórico y haciendo comentarios en contra del equipo ganador”.

Esto no es más que un breve resumen -en forma de metáfora- de lo que ha sucedido en Sevilla. He decidido explicarlo de esta manera después de que mi sobrina Marina de tan sólo 11 años me preguntara esta mañana:

- Tito, ¿Quién ha ganado al final?


Yo, siendo justo le contesté:


- Ha ganado el Partido Popular, Zoido.

Seguidamente me recrimina diciéndome:


- Tito, estás equivocado, ha ganado Monteseirín. Me han dicho en el colegio que sigue el mismo.


Casi sin saber cómo explicar lo sucedido decidí ponerle un buen ejemplo como el que anteriormente he citado para que pudiese comprender lo mejor posible lo sucedido, porque la verdad, hasta para una niña con conocimientos avanzados le cuesta trabajo entenderlo. Tras la historia en forma de ejemplo le expliqué un poco por encima qué es un pacto político y el para qué sirven no tuve ni que explicárselo, ella misma me lo dijo.


Si se cumplen los pronósticos, a partir del 16 de junio, a Sevilla le va a gobernar un alcalde que sólo ha ganado una de tres elecciones a las que se ha presentado como CABEZA de cartel. Creo que no debe sentirse nada de orgulloso por esta controvertida victoria.

Es más, señor Monteseirín: “vas a ser Alcalde de nuestra ciudad de Sevilla no por tus logros ni por méritos propios, sino porque a Izquierda Unida le interesa apoyarle a cambio de que Rafael Blanco apuntale a Rosa Aguilar en Córdoba. Debes llevar en tu rostro el rictus de la derrota y así es muy difícil buscarle una salida al tranvía inútil o a la faraónica obra de ¿arte? de las setas en la Encarnación. ¿Qué se te ocurrirá ahora hacer en Sevilla? Tu CABEZA no deja de pensar cosas. Mi ‘arma’ deja ya de pensar en realizar proyectos que sólo lo apoyan una pequeña parte, porque la otra GRAN parte te ha demostrado que no te quiere como alcalde ¡que ya está bien hombre! Por cierto, ¿sabe usted que las encuestas -no sondeos- dicen que sólo uno de cada cinco sevillanos te han votado? Es decir, por si no lo entiende usted: Que Sevilla no le quiere ver de Alcalde, que no se ve representada para nada por su persona. Si fuera digno y honesto con esa ciudadanía que tanto dice que trabaja por ella, la escucharía ahora más que nunca. Creo que ayer quedó claro que los sevillanos no somos tontos, que no queremos las calles más sucias de lo que ya están, que no queremos escuchar tus tonterías aeronáuticas, que no nos gustan las catenarias que sólo afean el bello paisaje que tenemos, que no pongas más bancos que no dicen nada en Sevilla, que no quites más farolas tradicionales que son emblema de nuestra cultura, que no hagas la puñeta más a los taxistas, condustores de tusam y comerciantes, que no queremos más carriles de bicicletas, que no queremos más atascos, que no queremos más talas de árboles, que no queremos más proyectos faraónicos que aprueba sólo usted y que paga con los bolsillos de todos nosotros, que no queremos para nada un tranvía que viene de ningún lado y va a ninguna parte, que no queremos más facturas falsas, que queremos más hospitales, viviendas dignas, empleo, seguridad, limpieza, educación para todos nuestros hijos sin que tengas que llevárnoslo a la quinta puñeta, en fin, que NO TE QUEREMOS COMO ALCALDE, te lo dice una vez más la mayoría de los ciudadanos de Sevilla".
Hispalis

8 comentarios:

Bertoldina dijo...

Desde Madrid, reciban los sevillanos mi más sentido pésame por el "viejo" y ahora "nuevo" alcalde. ¡Paciencia! ¡Mucha paciencia!
Saludos

Joselillo dijo...

Esto... una cosita... LA INMENSA MAYORIA de la ciudad no quería de alcalde a Zoido. Es decir, la suma de todos los que no querían a Zoido ni al PP en la alcaldía de Sevilla es mayor. O sea, que a aguantarse, como manda la democracia (no eso que Vds. definen despectivamente como 'cosas de la politica'). Si la ciudad huiese querido mayoritariamente al PP en la alcaldía habría ganado por mayoría absoluta, como en Granada. Como eso no es así, los pactos son legítimos. Es muy simple:

-¿a quien les gustaría que fuese delegado de clase Zoido?
-A nosotros cuatro

-¿Y quién está en contra de que sea Zoido?
-Nosotros seis

-Vaya, Zoido... pués 6 son más que cuatro... Me temo que no vas a poder ser delegado de clase.

Se me entiende ¿no? En democracia hay que respetar lo que dicen las mayorías. Y que conste que no he votado al subnormal de Monteseirín...

Lopera in the nest dijo...

Joselillo,

Llevas razón, las reglas están para respetarse. Lo que pasa que el ejemplo que has puesto no es demasiado brillante. Para elegir delegado de clase no se pregunta de esa forma. Si se presentan tres, sale el que más votos saca. Pero ya te digo, llevas razón, eso se hace con otras reglas. Muchos, o quizas pocos, no lo sé, pensamos que deberían cambiarse las reglas.

del porvenir dijo...

El lunes cuando fui a recoger a mi hija al colegio me recibió diciéndome -Papá ¿cómo es que habeis ganado pero habeis perdido?-
Recurrí al socorrido -Ya te explicaré-, me sentenció diciéndome, -bueno entonces no nos quedamos sin vacaciones ¿no?-.
Pues ya está, ella se quedó contenta y yo... Yo he ganado unas elecciones. Ahí queda eso.
Saludos del número 5.

Víctor Zalazar dijo...

Claro que no te queremos MOnteseirín¡¡¡¡¡¡¡¡ No sé cómo tiene tanta cara dura como para celebrar unas elecciones que en realidad no ha ganado. La mayoría de sevillanos no te quiere como ALCALDE: que te quede muy claro. Lo peor es ver que Torrijos tiene las llaves de la ciudad. El mundo al revés. MOnteseirín, sevilla te ha demostrado que no te quiere cuatro años más...

Anónimo dijo...

No sé cuantos ciudadanos somos en Sevilla actualmente, pero lo que si está claro, es que Sevilla no es el aula de una Universidad donde elegir Delegados. Si pusiéramos dos urnas y en una echáramos los votos del Sr.Zoido y en la otra , todos los votos de los dos partidos que representan a esos votantes y que son los que pueden unirse para formar coalición, ¿en cual habría más votos?.
Sr.Zoido , la mayoría de votos gana, en eso lleva la razón, pero la mayoría del pueblo no le ha votado, así que creo que ha perdido las votación realizada por una gran parte del pueblo de Sevilla. ¿No lo cree usted?

gutiforever dijo...

Pues que el personal asimile la coyuntura,por que el PP jamás volverá a gobernar,ni a nivel municipal,autonómico o en las próximas generales,si nosaca mayoría absoluta.
Es una reedición del Frente Popular,que nos acerca más a Venezuela,que alos paises de nuestro entorno en la UE.
Nehro,negrísimo futuro....

José Antonio Ramírez dijo...

Zoido ha sido el alcalde que más número de votos ha obtenido, ¡os es que no os habéis enterado! Por regla de tres...debería ser el Alcalde de Sevilla. Ahora bien, lo que í está claro es que uno de cada cinco sevillanos ha votado a Monteseirín, es decir, éste señor sí que no debería ser Alcalde de todas todas. En eso espero que los sevillanos estemos de acuerdo.