26 de marzo de 2007

¿Cultura de la bicicleta en Sevilla?

Ruego a esta plataforma que sigo desde hace meses con gran entusiasmo que publiquéis el siguiente artículo. Quiero poner en manfiesto a todos los lectores (que sé que son muchos) lo que ayer domingo me sucedió con mi familia. Al medio día de ayer iba junto a mi suegra, mujer y mi hija de tres años por la calle Doña María Coronel destino a Bustos Tavera, San Román, con la intención de dar una vueltecita tranquilamente ya que hacía un precioso día. A esto que, sin darnos tan siquiera cuenta, nos pasó un tio en bicicleta a una gran velocidad en sentido contrario a lo permitido en la calle y la mala casualidad hizo tambalear a mi hija de tres años y tirar a mi suegra al suelo...

Tras mi asombro por lo ocurrido en poquísimos segundos -dada la velocidad del ciclista- me quedé perplejo mientras auxiliaba a mi suegra e hija que el protagonista ni le dió por pararse y ni mucho menos pedir disculpas. Yo, indignado, lo único que se me ocurrió fue decirle: ¡Al menos párate ¿no?!... y sí, lo hizo, miró atrás y con mirada desafiante y pasota inició la marcha importándole un mierda lo que pasaba (tendría mucha prisa el hijo de su madre). Como comprenderéis, alterado no se me ocurrió otra cosa que insultarle ante tal impotencia. Pues bien, esta vez se paró, sí señor, dejo su bicicleta tan preciada y se me vino tirándome al suelo. Imaginarse el espectáculo que se originó cuando mi hija aún aturdida por todo, mi mujer y mi suegra medio lesionada me vieron tirado en el suelo sujetando a una bestia que parecía que se le iba la vida en matarme. Y sí, digo matarme porque el Hijo de su madre cogió un adoquín para estrellarlo en mi cabeza. Gracias a Dios y a la intervención de un ciudadano todo se quedó ahí. Bueno, menos el lloro de hija que le duró todo el día, el susto de mi mujer, el malestar de mi suegra y sobre todo mi indignación. Indignación por estar la ciudad sin seguridad. indignación por haberse permitido vía libre -nunca mejor dicho- a unos ciclistas circular como quieran y por dónde quieran en Sevilla. Los que estaban a mi alrrededor decían: denúncialo. Suena a risa, la verdad, porque si no os habéis dado cuenta hasta ahora, la bicicletas no llevan matrículas. Es más, ni pagan impuestos por circular.

Que no nos engañen. En Sevilla no existe una cultura de la bicicleta. Sevilla no tiene seguridad. Sevilla no tiene alcalde que la gobierne bien. Sevilla está dejada de la mano de Dios desde que Soledad Becerril dejó el consistorio. Sevilla está sucia. Sevilla está mal comunicada y muy mal educada. Sevilla a dado vía libre a ciclistas mientras los que paseamos tranquilamente por nuestra ciudad tenemos que estar pendientes de que no nos atropelle ningún jilipollas de turno con la bicicleta a gran velocidad o en contra mano.

Monteseirín, esta ciudad no es la de las personas, esta ciudad es la ciudad del vandalismo y la suciedad.

Si alguien le ha sucedido algo parecido, por favor, escriban.

18 comentarios:

Ricardo dijo...

Te felicito por tu articulo,creo que el señor Monteserin junto a sus lacallos,estan creando "su ciudad" de la incultura.
Gracias Sr.alcalde,por haber realizado junto a sus socios de gobierno esta "faraonica" obra,la cual vemos que a dado preferencia a los ciclistas sobre los peatones.
Gracias Sr.por endeudar a los sevillanos.
Gracias a Dios, el centro de Sevilla tiene su particular carril-bici, el cual dicurre por sus estrechas aceras.!Dinero que nos ahorramos!

Anónimo dijo...

Por favor, cuanto sectarismo. ¿Pero que tendrá que ver el delincuente de la historia que se narra con el carril bici o con el alcalde? Un poco de tila, por favor, que ya os queda poco para volver a perder la elecciones.

Manuel Lissén dijo...

No creo que sea cuestión de "cultura"; es una cuestión de civismo. Voy en bici a todas partes desde hace año y medio y siempre que entiendo que, yendo por la acera, pueda molestar, me bajo de la bici y hago el tramo a pie.

La crítica a los partidos por su mala gestión es una cosa, y la crítica a los ciudadanos por su falta de compromiso es otra. No creo que sea un argumento suficiente votar a un partido sólo por haber habilitado carriles bici cuando ya no había más remedio, ni dejar de votarle por un accidente urbano. Pero eso queda dentro de la libertad de cada uno.

A mí lo que me interesa, sin embargo, es otra línea del artículo: "Sevilla está sucia. Sevilla está mal comunicada y muy mal educada."

Amigo mío, cuánta razón tiene. ¿La plataforma Por una Sevilla justa estaría dispuesta a arremangarse para limpiar Sevilla, acercarla al resto del mundo y esforzarse por mejorar su educación? Eso sí me parecería una propuesta llamativa.

Un saludo.

Anónimo dijo...

a ver...

"una plataforma sin condición política y sin ánimo de lucro..."

si?? en serio??

Julián Antonio Yañez Garrido dijo...

A mi me ha sucedió hace dos semanas algo parecido. Sin llegar a las manos. Creo que igual que se nos multan a los coches por aparcar mal o ir en contra mano, a los ciclistas también se les debería de sancionar, la verdad. Por otro lado, dejemos de criticar a esta plataforma que lo único que hace, en mi opinión, es abrirnos los ojos y darnos la oportunidad que muchos medios no nos dan, es decir, opinar con libertad.

Enhorabuena a los promotores de este blog.

Vicente Martín dijo...

He enviado un artículo a sevillajusta@yahoo.es hace un par de días. ¿Cuándo lo publicaréis?
Muchas gracias por vuestra labor. Enhorabuena tambinén por el blog

Agustín Nieto dijo...

Ya he presenciado dos accidentes a consecuencia del dichoso carril bici. Además, ¿Cuánto nos va a costar este proyecto y el del metrocentro?.... Enhorabuena también a este portal...

Rocío Navarro dijo...

No tengo palabras para expresar lo que va a hacer nuestro ayuntamiento con los seguidores del Tottenham. Por favor, escribir algo sobre el tema para que los sevillanos opinemos.

¡¡Buen blog!!

Esteban dijo...

Lo primero, deseo mostrar mi total solidaridad con este pobre hombre y mi absoluta comprensíón por el mal rato que debió pasar. Soy ciclista urbano. Toda mi vida, desde los 18 años, me he movido por Sevilla en bicicleta y estoy totalmente a favor del carril bici. El caso de este hombre no debe estigmatizar al resto de personas que amamos movernos por nuestra Sevilla en bici, respetando las normas y sin meternos con nadie. Este pobre hombre, simplemente ha sufrido el encontronazo con un niñato hijo de la gran puta. Una mala persona de las que cualquiera se puede encontrar por ahí. Un cerdo como el grupo de bakalaeros en moto que, por el hecho de ir en bici, decidieron (sin mediar discusión alguna) rodearme y tirarme de mi bicicleta al suelo (a una buena velocidad, pues estaba en una avenida). Entiendo la sensación de impotencia de este hombre ante lo injusto de la agresión. Sólo puedo pedirle, en nombre de los que amamos la bicicleta, que no nos juzgue a todos por igual. Ese cerdo que le agredió posiblemente se comportará así llendo en bici o en coche. Es el tipico miserable en movimiento. Yo, personalmente, si hubiese presenciado la escena juro que habría intervenido para ayudarlo. Ese hombre debió haber denunciado a ese tipejo. Por otra parte, sí creo que existe cultura de bici en Sevilla (la práctica totalidad de mis amistades se mueve en bici en Sevilla). Y además, la bicicleta es cultura, por lo que si no hay esa cultura (que lo dudo) habrá que empezar a fomentarla entre la gente. Las ciudades más civilizadas del planeta (en Alemania, Holanda, Dinamarca, Bélgica, Luxemburgo, etc.) se caracterizan porque sus ciudadanos usan la bicicleta, desde los niños a los ancianos. Es increible que una ciudad como Sevilla, plana, sin cuestas y con buen tiempo la mayor parte del año, no haya tenido carril bici hasta ahora. El carril bici es símbolo de progreso y civilización. Por favor, que ese niñato de mierda no empañe la imagen de los ciclistas de Sevilla (y por favor, tened cuidado al andar por el carril bici, no os metáis en medio, hombre...). Un saludo a todos y todas

Anónimo dijo...

Mi solidaridad con el ciudadano que ha sufrido la actuación vandálica de un gamberro... en bicicleta.

Otros ciclistas utilizamos este medio de transporte sin tales comportamientos y con gran sentido común, procurando no molestar a los viandantes.

Efectivamente es un problema cultural, de todos, viandantes y ciclitas. Y la cultura no se adquiere ni se pule en dos dias. Tiempo y paciencia.

Antonio dijo...

um.....estoy de acerdo, la verdad. Que quiten ese carril ya¡¡¡

Isabel dijo...

Sólo basta con echar un vistazo al carril bici para comprobar esa falta de cultura de la bicicleta en nuestra ciudad, normalmente ocupado por más peatones que por ciclistas. Un carril bici realizado a costa de los peatones que han visto reducidas sus aceras hasta límites extremos en algunas zonas, y a costa de los conductores, que entre carril bici y carril bus soportan embotellamientos constantes... Y todo ¿para qué? Para que cuatro vayan con sus bicis y otros cuatro ciclistas continúen utilizando los carriles normales a pesar de disponer de un carril propio...

Ojalá Sevilla se despierte en las próximas elecciones municipales y deje de creer en esas campañas de autobombo de nuestro querido Ayuntamiento, campañas que inundan la ciudad pidiendo perdón por las molestias y enseñando las obras terminadas... ja ja

Dense un paseo por Kansas City... que aún continúan con un carril bici levantado cuando debía haber estado terminado hace semanas!!!

subaru dijo...

No confundamos una cosa con la otra, que los gobernates son malos, de acuerdo, pero que en esta ciudad no se puede utilizar el coche para todos, estaremos de acuerdo entiendo yo, sabemos cuantas personas mueren atropelladas en la ciudad al año?, pues mas de 20, que yo sepa no ha muerto nadie por ese motivo y dios quiera que siga asi la oosa, veo bien lo de los carriles bicis y asi lo expreso, con independencia que lo haga este o aquel, en cambio no veo bien como lo han hecho pura chapuza, pero en el pais de los ciegos el tuerto es el rey y eso es lo que hay

kiko dijo...

"Y todo ¿para qué? Para que cuatro vayan con sus bicis"... dicen por aqui. Pués si te unes a nosotros seremos 5 gatos... y ojalá seamos un millón de gatos en bici. ¡¡¡Viva el carril bici!!!

jordi dijo...

Hace unos días fui a la estación de autobuses de Granada y, mientras
esperaba el autobús, comí en el bar de la estación. En este bar hay un
espacio muy grande con mesas y otro pequeño espacio arrinconado segregado
del resto. Cuando vi aquello salté de alegría, cogí mi bandeja de comida y
salí apresurado hacia el lugar segregado: ¡qué maravilla, un lugar para no
fumadores! Hasta que no llegué a coger el pomo de la puerta no me di
cuenta... qué barbaridad, la gente del interior del lugar segregado estaba
fumando. Claro, a quién se le ocurre pensar que el lugar segregado es para
los que no molestan con el humo. Algo parecido ocurre con los carriles bici
y las acera bici, las vías ciclistas segregadas.

SIGUE AQUÍ:
http://granadaviaverde.blogspot.com/2007/04/carril-bici.html

Anónimo dijo...

Pues si creéis que Sevilla está mal es que no habeis visto Granada, o al menos no habéis vivido aquí unos años. Esta ciudad está sucia, contaminada mal estructurada y los poquitos árboles que hay parecen estar puestos por necesidad para cumplir con las leyes. No os imaginais la marginalidad y la delincuencia, junto con la hipocresía del ayuntamiento que sólo se preocupa por arreglar aquello a la vsita de los turistas.

Pero claro, esto no lo sabe aquel que viene de visita porque no está a los pies de la Alhambra. A mi me da la sensación que todos hemos olvidado que Granada debería ser mucho más que la Alhambra. Y en mi opinión la "maravilla" del mundo debería situarse en una ciudad a su altura y todos deberíamos colaborar con ello.

Propongo al que venga de visita un paseo por algunas callecitas del centro y después que me cuente su experiencia.

No olvidemos que Granada no es (sólo) la Alhambra.

A Granada le queda muuuucho que aprender de Sevilla.

Carriles Bici Sevilla dijo...

No estoy para nada de acuerdo con tu crítica.
Sevilla es una ciudad que va hacia mejor, incluyendo los carriles bicis, una ciudad menos contaminada.
Lo siento por lo que te ha pasado pero eso no te da derecho a generalizar ya que depende del civismo y la educación que haya recibido cada persona, irá en bicicleta de una forma u otra.
Antes de la creación de los carriles bici nadie decía nada a una bicicleta que pasara por el centro, ahora a la mínima están pendientes de todo.

Anónimo dijo...

Eso, eso... primero quitemos el carril bici, porque hay ciclistas delicuentes y luego las calles para que se vayan enterando los de las motos y con los coches... ya veremos. Pero QUE COLOR POLÍTICO TIENE UN CARRIL BICI. No, no te felicito por tú artículo, pero ánimo hombre.