12 de abril de 2007

Las setas quieren ser palio...

Terminó la Semana Grande de Sevilla y con ella días de carreras, cabildos de última hora, lágrimas por las hermandades que se quedaron en casa, retrasos, incienso pero sobre todo, emoción. Una Semana Grande que este año ha copado portadas de periódicos con imágenes cuanto menos curiosas... las responsables de las mismas... nuestras queridas obras.

Y es que, desgraciadamente, ellas han sido junto a la lluvia las protagonistas de nuestra Semana Santa de este 2007. Ver grandiosos pasos de misterio y palio con dos grandes setas detrás, el cartel de la constructora de turno y la horterada de pantalla de enfrente de la Anunciación, o contemplar a nuestros titulares en la calle San Fernando desfilando entre la ‘belleza’ de esas catenarias y a los costaleros sorteando como buenamente podían los raíles no creo que hayan sido platos de buen gusto para nadie. Porque si existe una normativa que obliga a la normalización de las fachadas de las zonas históricas de la ciudad o de los veladores que hay, debería ocurrir lo mismo con el entorno de las obras situadas en esas mismas zonas.

Y no digo esto porque desde mi punto de vista opine que lo que están haciendo en la Encarnación es estéticamente horroroso, sea o no Semana Santa. Unas setas que crecen tras carteles que prometen sueños, sueños que los sevillanos no hemos pedidos, o al menos no como los ha entendido nuestro actual Gobierno municipal. Porque no se trata de evolucionar, sino de embellecer a Sevilla sin renunciar a la tradición que al fin y al cabo es la que llena los establecimientos hoteleros de nuestra ciudad.


Belma

4 comentarios:

julio dijo...

Honestamente, esa plaza y la calle Imagen, fueron tan destrozada arquitectonicamente en los tiempos del franquismo que dudo mucho que las 'setas' puedan afearla más... Antes bien, creo las 'setas' le dan una prestancia que antes no tenía. No creo que afeen el paisaje (los horribles bloques que rodean a esa plaza...) y creo que esteticamente, le darán un nuevo aspecto. En resumen: me gustan las 'setas'.

Bernardo Vázquez dijo...

Respeto lo dicho en el anterior comentario, pero mi opinión es ¿qué co..hacen setas en Sevilla? la verdad, no le veo ninguna lógica. Mira que hay cosas en las que inspirarse en nuestra querida Sevilla...
Por cierto, enhorabuena a los creadores de esta plataforma que nos sirve para expresarnos libremente y sobre todo intercambiar opiniones. Ánimo y seguid por este camino.

José Luis Morón dijo...

Destrozada arquitectónicamente esta quedando la plaza de la encarnación. Es cierto que antes no es que estuviera preciosa pero eso no es excusa. Como tampoco lo es lo que han hecho con la Plaza del Pan, menudo horror!!!

convivado con el rostro de piedra dijo...

Yo voy más allá. ¿Qué necesidad hay de hacer esas setas? La actitud de quien las levanta me recuerda a aquello de "hagamos una catedral tal que las generaciones venideras nos tomen por locos"... Setas en la Encarnación, un rascacielos en la Cartuja, un tranvía de la Puerta de Jerez a la Plaza Nueva... Todos ellos monumentos a la megalomanía de un alcalde impresentable. Megalomanía que, por cierto, pagamos todos.