22 de febrero de 2008

Cuaresma en Sevilla

Ya sí podemos afirmar que falta bien poco. A pesar de que el tiempo nos esté dando tregua cuando menos nos demos cuenta el sol aparecerá de forma primaveral. Es toda una alegría estos días de cuaresma. Días de papeletas de sitio, mudá, ensayos, preparativos de nazarenos, etc. Una cuaresma que Sevilla vive de forma muy especial y donde nos acostamos soñando con la "primera en Campana". No hace muchos días nuestra amiga Reyes nos recordó en una de sus entradas una magnífica frase de Francisco Morales que resume a la perfección este periodo de tiempo, dice así: "Es tan dulce esperarte y soñar tu llegada, que no quiero que llegues, quiero oirte llegar".

Hace pocos días pasé por la Plaza de San Francisco y recordé estas palabras mientras tomaba con mi cámara de fotos esta preciosa instantánea que resume, en mi opinión, los días que estamos viviendo: nublao, sol, palcos en montaje, Giralda y nervios, muchos nervios. Y vosotros ¿Cómo vivís estos días? ¿Qué es lo que más os gusta de la Cuaresma?

12 comentarios:

el aguaó dijo...

Amigo Híspalis, tengo que felicitarte no solo por la entrada, sino por la magnífica fotografía, que de por sí tiene un marco que convierte en cuadro a nuestra Giralda.

La frase de nuestra amiga Reyes resume a la perfección lo que sentímos los jartibles, los amantes de esto.

Yo vivo estos días intensamente. Me encanta saborear esa espera. Voy más al centro (porque como bien sabes, querido amigo, vivo en San Jerónimo), visito con mayor asiduidad las iglesias para buscar sombras nuevas en la penumbra de sus rincones, figuras envueltas en sábanas blancas. Le sonrío con más ganas al hombre de bigote blanco que inunda con la fragancia de su incienso el centro, con la excusa de venderlo. Para mí son días muy especiales. Observo con mayor atención los árboles por si descubro el primer azahar, aunque ya empieza a sentirse.

Me está faltando este año el sol. Ese sol de Sevilla. El sol de Cuaresma. Pero prefiero que llueva ahora y que la Semana Mayor, la que empieza el Domingo de Ramos (aunque prefiero que sea desde el Viernes de Dolores), hasta el Domingo de Resurrección, sea seca, de calor, sin aire y sin viento y con noches tibias.

Un fuerte abrazo.

Entre San Bernardo y La Oliva dijo...

Ayer estuve por alli... primero pase a ver la rampa del Salvador y luego por los palcos...

Querio amigo, la cuaresma se nos acaba... pero lo que esta por llegar es mucho mejor... esa Semana que tantos cofrades esperamos con tanta ilusion (si la lluvia nos deja claro)...

Un abrazo y preciosa la entrada.

La gata Roma dijo...

A mí me encanta, y no puedo disfrutarlo tanto como me gustaría, obligaciones... Intento arañar tiempo, pasear por el centro, incienso y música en casa... jartible que es una, como diría Cabezota... Y por otro lado me gustan los días nublados, y quiero creer que en Semana Santa tendremos buen tiempo.
Como a mí esta época me gusta más que la Navidad, que es algo que escribo en todas partes, te dejo lo que acuñó el amigo Antonio de El callejón de los negros, Felíz Cuaresma.

M. Andréu dijo...

Pues a mi, precisamente, lo que me gusta es eso: "oirla llegar". Ya me gustaría tener más tiempo para vivirla con más intensidad, pero el trabajo me corta mucho.

Que suerte tuve de que la Dama me refrescara esa frase, a la que aludí en la entrada de algún blog pero que no lograba recordar como era.

Un abrazo amigo.

Glauca Maria dijo...

Estoy disfrutando mucho enseñandole a los niños como llega...

Carriles Bici Sevilla dijo...

¡Qué poco queda! 23 días para ser exactos, días y horas en las que Nazarenos, Costaleros, Penitentes, Hermanos en general preparan con ilusión la semana grande de Sevilla.
Este año, como bien decís, se ve una Cuaresma nublada, con lluvias, pero mejor que llueva en Cuaresma y podamos disfrutar de una Semana Santa y más especialmente, de un Viernes Santo sin lluvias, que ya toca.

Un abrazo

Híspalis dijo...

Amigo Aguaó, somos como bien dices unos "jartibles", pero lo llevamos con gran orgullo. Me alegra saber que vivas estos días intensamente y que camines más amenudo cerca de mi casa buscando como tú sólo sabes decir "sombras nuevas en las penumbras de sus rincones". Al igual que tú vivo estos días de forma especial, de tal manera que en el salón de mi casa se entremezclan sonidos lejanos de bandas de músicas que dan un concierto en algunas de las muchas iglesias que tengo al mi alrrededor con marchas de Semana Santa provenientes de cualquier ensayo que pasan rozando mis balcones... Te describo estos momentos porque estoy seguro que lo vives tanto o más que yo. Y porque las cosas que me hacen feliz me apasionan compartirlas con buenos amigos. Prepara bien tu cántaro de agua porque esta Semana Santa va a lucir el sol como nunca.

Amigo Iván, tus fotos son para nosotros recuerdos de lo que está por llegar, así que por favor no dejes tu cámara en casa... continúa ilustrándonos con tus imágenes. Por cierto, me ha encantado tu frase: "La cuaresma se nos acaba... pero lo que está por llegar es mucho mejor". (Óle)

Querida Gata Roma, por supuesto que lucirá el sol. Al contrario que a ti los días nublados para mí son horrorosos. Me encantaría que me enseñaras a verle su lado positivo, porque seguro que lo tiene. Esperaré alguna entrada tuya al respecto. Un fuerte beso.

Amigo Miguel, también me encanta "oirla llegar" como a tí. Ya nos queda menos...

Amiga Glauca, seguro que tus hijos harán como si no se enteraran de nada pero no tengas dudas de que cuando se hagan mayores se acordarán de todo lo que su madre les inculcó. Gracias por educar a futuros buenos cofrades. Un beso.

Amigo Carril Bici, se te echaba de menos por estos lugares. ¡Claro que toca ya un Viernes Santo en condiciones! También te pido que nos escribas qué es para tí un día como el que señalas, cómo lo vives de principio a fin... seguro que será interesante conocerlo. Un fuerte abrazo.

Dama de sevillano nombre dijo...

Este año no estoy disfrutando de las vísperas por mi misma, menos mal que os tengo a ustedes.

M. Andréu, algún día nos conoceremos, y será para mi un placer regalarte ese libro.
Ya lo he regalado muchas veces, y siempre a gente que he sabido que le encantaría.
Caso tuyo.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Que viene que viene, la Semana Santa de los Carperi.

Por mi papeleta de sitio irá mi hermano, como el Aguaó le fue a su hermana.

Eso sí, en mi "secta" todo está menos masificado.

el aguaó dijo...

Porque las cosas que me hacen feliz me apasionan compartirlas con buenos amigos.

De todo corazón... GRACIAS.

Ojalá que este año, como bien dices, el único agua relacionado con las cofradías sea el del aguaó.

Un fuerte abrazo amigo.

P.D. Esas caricias de perillas en tu balcón, deben ser deliciosas...

Entre San Bernardo y La Oliva dijo...

Muchas gracias amigo Hispalis y descuida que no la dejaré en mi casa...

Sobretodo gracias a ti por estas entradas tan interesantes que publicas...

Una pregunta si me lo permites, ¿de que hermandad eres?

Un fuerte abrazo.

veinteañera dijo...

Esa imagen lo define todo...
Eso y otros tantos detalles, escaparates como los de la confitería de La Campana.
Lo que mas me gusta es visitar los rincones donde en algo menos de un mes viviremos esas chicotás y momentos inolvidables. La pena que no lo pueda vivir con tanta intensidad como quisiera, es lo que pasa cuando hay demasiados kilometros de por medio.
Besos querido Hispalis