12 de marzo de 2008

Gran susto en El Museo de Sevilla

Según hemos podido conocer por los distintos medios de comunicación, el pasado lunes el Cristo de la Expiración de la Hermandad del Museo resultó dañado cuando era trasladado a su paso. Los daños afectan a los dedos de los pies y las piernas que en alguna zona han perdido pequeños fragmentos y policromía. Estos fueron evaluados por el imaginero Luis Álvarez Duarte y en principio no parece que impidan la salida procesional del próximo Lunes Santo. Concretamente, el accidente se produjo cuando el Cristo era trasladado al paso mediante un sistema de poleas. En el momento de proceder a encajar la base de la cruz en el cajillo donde va alojada, el sistema no contuvo el peso y la talla cayó sobre el tablero del paso, todo en presencia de miembros de la junta de gobierno, diputados, costaleros, que rápidamente, conmocionados, bajaron al Cristo.

Hay que resaltar que el crucificado, impresionante talla de Jesús en el momento de expirar, singular por estar realizado en pasta de madera indiana, es obra de Marcos Cabrera (1572). Fue restaurada por Peláez del Espino en 1978 y en 1991 por los hermanos Cruz Solís. Precisamente, la hermandad contactó con los Cruz Solís que estaban en Sevilla para comentarles el incidente y asegurarse de que supervisarán los trabajos.

Personalmente lamento muchísimo lo sucedido, no logro imaginar lo que uno puede sentir si le sucediera algo similar con su Cristo en el momento de subirlo al paso. Sin ser hermano de la Hermandad de El Museo, sentí un enorme escalofrío al enterarme por un amigo la misma noche de la noticia. Ojalá todo quede en una anécdota para contar, tal y como hacen creer los expertos, y podamos degustar esta cofradía por el andén del Ayuntamiento el próximo Lunes Santo. Asimismo, estaría bien que sirviera lo ocurrido para que todas nuestras Hermandades tomasen más medidas preventivas en los traslados de las Sagradas Imágenes. Gracias a Dios, todo quedó en un gran susto…

Y vosotros ¿habéis vivido algún percance similar? ¿Qué os parece lo sucedido? ¿Se deberían de tomar más medidas preventivas?... como siempre vuestros comentarios son la esencia de este blog…

11 comentarios:

Entre San Bernardo y La Oliva dijo...

A mi me paso lo mismo que a ti... senti un gran escalofrio. Esa misma mañana estuve alli sacando unas fotos y no pensaba que por la noche fuera a pasar esto... No puedo imaginar el gran susto que se llevaron los que estaban alli...

Como medida preventiva no se que se podria hacer, ya que las hermandades hacen todo lo posible por cuidar a sus imagenes...

Un fuerte abrazo, y por cierto ¿como sigue tu señora?

orfila dijo...

Los accidentes son eso, accidentes. La verdad es que debe ser impresionante verse envueltos a estas alturas en tal situación.

Permíteme hacer un comentario, respecto al mundo de las Hermandades en general. Quede claro que no me refiero a la Hdad. del Museo. De hecho, no tengo el gusto de conocer a ningún miembro de su Junta.

El comentario es el siguiente, a veces, dentro de las Hermandades hay 2 problemas:

- La atrevida ignorancia de algunas personas de buena voluntad.
- El asesoramiento erróneo de algunos falsos profesionales que rodean y pululan por las hermandades.

Repito para que nadie se sienta ofendido, no conozco a las perosnas que trabajan en esta Hermandad. Lo que quiero expresar es que hay veces en las que estas cosas son accidentes y otras en las que no.

Hablo con conocimiento de causa.

Mi solidaridad con la gente del Museo.

Un abrazo para ti, Hispalis.

Moe de Triana dijo...

Ojú la que se fué a liar en el Museo miarma...

A la hora de ejecutar una maniobra de esa envergadura hay que tené 7000 ojos, toda precaución que se tome es poca, yo en plan guasón, siempre he hablado de que crear la figura del preventor de riesgos cofrades, y ahora por lo que veo, esa figura se va haciendo necesaría, porque como bién dice el amigo orfila, hay mucho enteraillo que a pesar de poner toda su buena voluntad en lo que hace, acaba empatándola miarma...

¡Un saludasso híspalis!

La gata Roma dijo...

Mi madre me l comentó; que susto, tiene que ser una impresión estar en eso... Yo como susto me quedo con la mojá del año pasado que para nosotros se queda, pero por suerte, al igual que El Museo, un susto. Si que es verdad, que a veces no hay la suficiente previsión, planificación... y hablo igual que Orfila, en general.
Besos

aiNOha dijo...

Pues yo me acabo de enterar querido Híspalis, y no veas la que ma entrao por el cuerpo.
No me quiero imaginar estar en la situacion de los alli presentes.
Menudo susto no? menos mal que no fue mas grave la cosa.

Tmb opino como orfila.

Un besito amigo!!!

Glauca dijo...

Menos mal que todo quedó en un susto.

el aguaó dijo...

Probablemente me desharía en un mar de lágrimas si viera una escena así.

Conocí la noticia al llegar a mi casa, curiosamente, había estado en la Capilla del Museo justo antes de coger el coche para volver. He podido leer que se ha solucionado el problema y que la talla se encuentra en buen estado, gracias a Dios.

El susto sería mayúsculo. No se por qué, pero me ha recordado el pasaje en el que se descubrió la autoría del Cristo de la Buena Muerte de Los Estudiantes.

Un fuerte abrazo amigo.

Morís dijo...

Desde luego ese momento es para vivirlo. Sí estoy de acuerdo en tomar mayores medidas de precaución. Lo que no entiendo cómo la Hermandad llama a un imaginero y no a un restaurador. Una medalla más para el divo de Álvarez Duarte. Y es este, según sus propias palabras vertidas en El Llamador, el que llama a los Cruz Solís, el que los invita a que supervisen la talla y los daños y su trabajo, y no la Hermandad. ¿No será que no tenía ni idea de cómo meterle mano al asunto? En este sentido tb pido más responsabilidad en las Juntas de Gobierno, en las personas que tocan nuestras imágenes.

Y yo doy otro lugar para ver esta cofradía, de vuelta por Alfonso XII. De categoría.

Un saludo. Queda usted enlazado en mi Esfera.

herodes de la betica dijo...

Fue todo un susto y con la salida a la vuelta de la esquina. Coincido en que hay que tener mil ojos, con el amigo Moe ( por cierto ve preparando servesita fresca pa el dominguito con la embajadora de Triana...). Ya pasó con el Crucificado del Buen Fin, hace un par de años, si mal no recuerdo y con el caballo de la Lanzada, también. Hay profesionales y aficionados en este tipo de cosas, pero el que las hace, es el que se equivoca.
Un saludo, amigo Hispalis, y futura familia.

el aguaó dijo...

Amigo Híspalis, espero que, dentro de lo que cabe, paséis una Feliz Semana Santa.

Cuando me vista de ruán y me temple un cinturón de esparto, me acordaré de vuesas mercedes. Tenlo por seguro.

Un fortísimo abrazo amigo.

Híspalis dijo...

Gracias a tod@s por vuestros comentarios, así como por vuestras muestras de apoyo. Tengo que deciros que la señora Híspalis se encuentra bastante pesada, bien, pero muy molesta. Lo mismo la nueva sevillana decide venir uno de estos días tan grandes que vamos a tener en breve. Si yo fuera ella también me gustaría llegar al mundo en una ciudad como Sevilla y en su plenitud: Semana Santa.

Amigo Ramsés, (Aguaó), no sabes lo que significa para mi que un Nazareno del Gran Poder me diga que rezará por mi hija...

Os aseguro que os tendré informado, Sólo os pido que al igual me mantengáis informado de lo que sucede en Sevilla durante estos días grandes. Os deseo de corazón una feliz Semana Santa. Un fuerte abrazo a tod@s. Vuestro amigo Híspalis.