28 de agosto de 2008

Espíritu 'Antonio Puerta'

Estimado Antonio, hace ya un año que nos dejaste y parece que fue ayer. La muerte te recogió de forma fría y traicionera justamente cuando iniciabas una vida llena de éxitos. A decir verdad, aún se me pone un nudo en la garganta cada vez que escucho o leo tu nombre. Sinceramente, no creo ya que pueda escribir mejores cosas hablando de ti de las que se han escrito durante todo este año, pero sí, al menos, déjame recordarte que para muchos tu marcha nos ha servido para darnos cuenta de que de nada sirve tener enemistad hacia otra afición vecina, pues, como bien sabes, aquí todos nos conocemos y el que no es hermano, es primo, vecino, tío, cuñado, con la única diferencia de unos colores. Tu muerte convulsionó a toda una ciudad y logró algo que nadie había conseguido antes: unir a dos aficiones entre lágrimas. Recuerdo que cuando fui a darte el último adiós al estadio, en camisa oscura y con mi bufanda del Betis liada en la muñeca, viví unos momentos inolvidables: desgarradores por tu muerte y esperanzadores por otro lado. Vi, Antonio, a sevillistas con banderas del Betis y béticos con bufandas del Sevilla consolándose unos a otros. Comprendí entonces que tu marcha había servido, al menos, para unir a dos aficiones que nunca parecían poder unirse. Sevilla entera se echó a la calle, sin poder reprimir su dolor por la noticia, improvisando elegías para un chico demasiado joven para irse. Tras darte el último adiós -en tu estadio de toda la vida- volví a casa con lágrimas en los ojos pero con la Esperanza de saber que ese día significaría un antes y un después para el futuro de dos grandes aficiones.

PD: Gracias a Punto Radio Sevilla por haber leído en directo esta carta el mismo día que se cumple un año de la muerte de Antonio Puerta.

4 comentarios:

top stock dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
sevillana dijo...

A mí como ya he dejado escrito en algún que otro blog nunca me ha gustado el futbol, pero he de reconocer que el día de la muerte de Antonio Puerta también lloré como un sevillano o bético más y ahora al leer tu entrada se me han saltado de nuevo las lágrimas.
Bonito homenaje.
Saludos

Moe de Triana dijo...

Siempre estarás en nuestro recuerdo,en el de todos.

Natalia Pastor dijo...

Es cierto lo que comentas,Híspalis, pero en aquella luctosa jornada, también hubo mucho de "folclore funerario",que ya se vió en esta ciudad cuando murió Paquirri.
Y es que ver a gente a punto de rasgarse la camisa cual Camarón,rotos como plañideras,por alguien al que ni siquieran conocian,que sólo era un futbolista,tiene mucho de "kitsch".
Y es que esa mismas niñas quinceañeras que se veían en al pequeña pantalla,destrozadas y llorosas,son las mismas que lloran desconsoladas e histéricas por el Bisbal de turno, al caza de un autógrafo.