18 de noviembre de 2008

Crónica del Evento Blog España (EBE) (I parte)

El pasado viernes, día de la inauguración del Evento Blog España (EBE), regresé del trabajo sobre las 14:10 horas. A pesar de que sólo estaba invitado al programa de la ‘Radio de los Blogueros’ para el día siguiente, no dudé en enviar un sms a Fernando G. Haldón para saber cómo iban los preparativos y, sobre todo, para preguntar si necesitaban algún tipo de ayuda para esa misma tarde. Al cabo de una hora recibo una llamada de Fernando en la que me dice:

- Híspalis, tenemos todo preparado, la verdad. Aunque sabes que me gustaría que vinieras para…

Una hora antes del inicio del programa quedé citado en el Hotel Renacimiento con todo el equipo de la Radio de los Blogueros. Mientras intentaba encontrar aparcamiento durante largos minutos por las inmediaciones del EBE -por cierto, casualmente detrás del coche de Antonio Manfredi (Presidente de la APDA)- me percaté del éxito del encuentro pues no había ni un solo aparcamiento libre. Una vez en el interior del Hotel y tras enseñar la acreditación y de más detalles protocolarios, sonreí para sí mismo y sentí orgullo al ver miles de blogueros de todo el mundo concentrados en nuestra ciudad de Sevilla. Anduve tan sólo unos metros y me situé justo en el centro de tanta masificación. “Vaya ambientazo”: exclamé bajito. Ojalá estén por aquí La Dama, Charo, Ainoha, Gata, Moe, Calle Feria, Calle Orfila, El callejón de los negros, desde la cava, Coche de San Fernando, Iván, Finidiblanco, Glauca, Isis, Los Bocoys de Pepe, Pregonero, Sevillanadas, Zapateiro, Miguel Andréus, Luz de Gas, Jordi de Triana, etc. (tenía a todos vosotros en la cabeza, os lo prometo). Algunos tenía la certeza que no podían estar por compromisos ineludibles, como mi amigo Ramsés, El Aguaó. En ese instante observo que está junto a mí Luis Rull, organizador del EBE, y uno de los personajes que iban a ser entrevistados en el programa al día siguiente, como no podía ser de otra forma. No dudo ni un solo instante en hablarle a pesar de que se le veía muy ocupado:

- Buenas tardes Luis, me llamo (…), llevo pocos minutos aquí pero tengo que felicitarte por la cantidad de personas que habéis logrado concentrar en Sevilla y por la buena pinta que tiene todo esto, en serio.

Con simpatía agradeció mis palabras pero puso la típica cara de ¿te conozco de algo? Rápidamente caí en que por ni nombre bautismal no me conocía ahí ni el cuco.

- Vaya, lo siento Luis, soy Híspalis, del blog…
- ¡Ah!, claro, estás con los de Punto Radio ¿no?…
- Sí, de eso quería hablarle también, mañana Fernando G. Haldón tiene previsto entrevistarte, no lo olvides. Como sabrás la Radio de los Blogueros es un proyecto pionero… (le suelto el rollo del siglo…pero me escucha y me felicita como si fuese del equipo…).

Segundos después, y mientras buscaba dónde estaba el equipo de la radio de los Blogueros, observé que entraba Antonio Manfredi. Tampoco dudé ni un solo instante en ir a su encuentro.

- Buenas tardes Antonio, soy (…), ¿ha venido finalmente Juanma o Victoria?- a él sí que le conocía bien.
- Buenas, pues que va, no han podido venir porque (…).
- No te olvides Antonio que en pocos minutos Fernando G. Haldón te entrevistará. Como ya te comenté el programa de la Radio de los Blogueros es un proyecto pionero que… (por segunda vez suelto el rollo del siglo…).

Continué mi marcha en busca del equipo del programa cuando de repente, tropiezo con todos ellos. Besos a algunos y saludos a otros. Mi despiste hace que no me percate de la presencia a centímetros de mí de un joven con cara de ‘buena gente’, mejor dicho con cara de ‘muy buena gente’. En segundos mi mente despierta y adivina de quién se trata. Es Juanma, de Olvidos y Recuerdos. Aunque lo tenía muy cerca no dudé en exclamarle con alegría:

- ¡Hombre Juanma!, soy (nombre bautismal)- le dije mientras le abrazaba.
- Buenas…-contestó tímidamente con cara de ¿Y éste quién es que se permite el lujo de abrazarme y todo?
- ¡Ah!, lo siento, soy Híspalis…- señalé viendo que había vuelto a utilizar mi nombre y no mi nick bloguero.
- Ahora sí, ¿qué tal?, qué alegría conocerte.

Fueron pocos segundos pero los suficientes para darme cuenta de que se trataba –tal y como me lo habían adelantado- de una persona muy especial. Digna de conocer, efectivamente. Quizás metí la pata en abrazarlo y no tenderle la mano como se suele hacer cuando conoces a alguien por primera vez, pero para mí no se trataba de una primera vez, me tomé la libertad de tratarlo instintivamente como a un gran amigo de toda la vida. Además, uno de los grandes motivos por los que estaba allí era conocerlo en persona. Eso no tuve la oportunidad de decírselo. Acto seguido, y tras darnos una vuelta como el que da un paseo por la Feria de Abril para degustar el ambiente, nos dirigimos todos a la sala desde la que se realizaría el programa en directo. Justo cuando entré Fernando me presentó al resto de equipo. Ricard, me tendió la mano y lo primero que me dijo fue, con tono amenazante: “Ni se te ocurra dejar el blog, tú pasas de las críticas y no nos dejes nunca”. Y es que Ricard, El Séneca, tal y como lo conocemos en este mundo de la blogosfera, transmitía calma y confianza, luego me di cuenta que estaba en lo cierto nada más verlo trabajar al control de todo los que tuviera que ver con el sonido.

Estábamos a pocos minutos del comienzo de programa, los nervios ya se palpaban. La sala elegida para hacer el programa no podía tener mejor pinta, de nombre: “La Pinta”. Observo a dos chicas guapas, cada una en su estilo, tomando apuntes que me hacen recodar los instantes antes de cualquier examen. Me acerco primero a una de ellas. “Perdona, soy Híspalis, tú tienes que ser Teresa ¿no?”. Más que simpática, no duda en levantarse y darme dos agradecidos besos. Me la imaginaba tal y como era: Agradable, trabajadora y con la mirada y voz muy dulce. Comprendí por qué era la chica preferida de Juanma. Seguidamente saludé Natalia. “Hombre, qué ganas tenía de conocer a Híspalis”, me dijo. Horas después me confesó que me imaginaba con menos edad por mi voz y que le recordaba mucho a un amigo suyo. Por cierto, siempre tiene una sonrisa en la boca, cosa que me encanta. También conocí a Ali Trujillo, nadie podría decir de él que tiene cara de mala persona, todo lo contrario. Con el paso de las horas me di cuenta que sin él el programa sería otro, sin lugar a dudas.

Salimos unos segundos fuera de “La Pinta”, supongo que para coger las últimas fuerzas y concretar ciertas cosas. Conozco a Duende del Sur, Javi, y no hablamos sobre blogs, no. Hablamos sobre nuestra ciudad de Sevilla. Rompe su timidez y me halaga en un par de veces por el blog. Un gran sevillano y de grandes ideas, me alega haberle conocido. También tengo el placer de conocer a Juan Antonio, el Profe, con su hija Isabel. Le realizo una simple pregunta y me sorprende su respuesta: clara e inteligente. “Tiene que ser un tipo muy listo”, pienso.

No quiero molestar a Fernando en esos momentos pero es él quien se acerca a hablarme. Sus primeras palabras las oigo pero no las escucho. Mi mente se detiene en su rostro, pienso que tiene cara de triunfo, de torero horas antes de salir por la Puerta del Príncipe. Me confiesa como gran profesional que el programa de esa tarde le preocupa, “todo tiene que salir bien”, exclama. Luego me pide que acompañe en todo momento a Teresa con el micrófono inalámbrico. “No te preocupes, Fernando, estoy seguro que lo vas a bordar”, respondo (Y así fue).

Antes de emprender camino inalámbrico junto a Teresa saludo a Cristóbal Cervantes quien tiene el gran detalle de felicitarme por mi último comentario premiado por el programa. Después comprobé in situ que gozaba como nadie escuchando el programa y lo mejor, estaba al tanto de todo.

(Continuará...)

8 comentarios:

Juanma dijo...

Bueno, bueno, bueno...ya estaba yo diciendo que no habías escrito nada. Me resultaba raro. ¡¡Fantástica, querido Híspalis!! Se acopla perfectamente a la mía, aporta una nueva visión y eso hace que todo sea más completo. Y no metiste la pata en ningún momento.
Un par de besos, querido amigo.

Luz de Gas dijo...

Bueno, otra vez serà.

Que lástima no haber podido ir, menos mal que contamos con los mejores cronistas.

sevillana dijo...

Sr. Hispalis vaya crónica sobre el evento, entre la tuya y la de Juanma da la impresión de haber estado yo allí.
Esperaré tu próxima entrega.
Saludos

Juanma dijo...

Y gracias por tus palabras.
Y por lo de "joven".
Un abrazo.

El callejón de los negros dijo...

Así da gusto. Gracias por la crónica.

Antonio

Duende del Sur dijo...

Fantástica entrada amigo Híspalis. Me has vuelto a transportar al hotel Renacimiento en la tarde del viernes.

Y muchas gracias por tus palabras referidas a mi persona. No hay mejor adjetivo para definir a una persona que el llamarla sevillano (o sevillana, según sea).

Muchas gracias por todo.

Zapateiro dijo...

Híspalis si te digo que no tueve ni un hueco para pararme allí a pesar de estar allí todo el fin de semana ¿te lo crees? pues así fue. Pasé en más de una ocasión por al lado de la sala pero es que siempre iba con conferenciantes, haciendo de guía momentos antes de sus ponencias y con estrictas órdenes marcadas que debía seguir.

Una pena, porque la ocasión para conocernos estaba a huevo, como suele decirse, pero habrá más ocasiones, estoy segura.

Por cierto, Luís Rull es un tío estupendo, no sé si te dio tiempo a captarlo, pero es de 10.

Un saludo.

María_azahar dijo...

Aunque no pudiera estar en el evento, mi querido Híspalis, que sepas que os tuve presentes.

Gracias por ser como eres.

Un abrazo.