16 de diciembre de 2007

Como tú, ninguna

Los que bien me conocen saben que hago muchas preguntas, unas más acertadas que otras como es lógico. Entre mis preguntas favoritas, para conocer más a fondo el sentir de cada persona está: ¿Qué momento del pasado te gustaría vivir por unos instantes para luego volver al presente? He escuchado de todo, la verdad, y reconozco que muchas respuestas me han dejado frío y otras me han hecho valorar más a la persona que tengo en frente. Hoy quiero compartir con vosotros la respuesta ante mi pregunta estrella. Pues sí, si por unas horas tuviera que viajar a algún momento del pasado histórico sin duda me trasladaría al antiguo teatro San Fernando en 1956, en pleno pregón de la Semana Santa de Sevilla pronunciado por Antonio Rodríguez Buzón, el cual fue sacado a hombros tras su actuación.

Y vosotros, ¿a qué momento os trasladaríais del pasado?

6 comentarios:

Dama de sevillano nombre dijo...

Dificil elección, posiblemente asistiría a un concierto de Triana, volvería al Benito Villamarín de la mano de mi padre a ver correr por la banda a Gordillo, con mi bufanda de rayas o volvería a vivir un inolvidable día con alguien que se fue demasiado pronto.

el aguaó dijo...

Es una pregunta muy compleja querido amigo. Ayer es pasado... demasiado tiempo para elegir un solo momento.

Un abrazo.

aiNOha dijo...

Ufff bastante complicado.
Algo que no olvido es la sensación que tuve el primer año que sali de nazareno en San Gonzalo, y no me importaría regresar a ese día (aunque acabé molía), y lo mismo pensareis, "que tontería, sales todos los años", si pero no es lo mismo...
Después de tantos años sin poder hacer la estación de penitencia junto a mis primos por el simple hecho de ser niña, cuando lo hice por primera vez no podeis imaginar lo feliz que era, y ya cuando despues de tantas horas lo vi entrar en la iglesia...eché a llorar, esa sensación fue impresionante, super bonito...

Muchos besitos.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Ummmm, hay muchos momentos, pero por hablar de uno emotivo, la primera vez que vi, a quien sale en ese video, en la calle.

Y es que, como ella, ninguna.

Aunque todo es decirlo, las letras a la Virgen de Gracia y Esperanza, no tienen desperdicio:

A compás la cera llora
Cuando viene de regreso
Quedando en el aire impreso
Su luz en el rostro le dora
Dibujandolo en sonrisas
Y al dejar Caballerizas
Los blancos muros rozando
Una voz le va cantado
Al son de los guardabrisas

aiNOha dijo...

Hola de nuevo =)
Me pasé a ver otra vez el video, (me encanta) y viendolo recorde algo que tenía olvidado de hace años y que creo que definitivamente es a ése momento al que me gustaría poder regresar...

Semana santa del 90, aun no había cumplido 5 años, mi madre estaba embarazada y mi padre salía de nazareno en la Macarena de promesa.
Solo tengo algunas imágenes, recuerdo que estaba yo con mis abuelos y mi padre allí, en la Basílica de la Macarena, no sabría deciros si antes de la estación de penitencia, si después... aunque recuerdo que era denoche. Yo estaba de la mano con mi abuelo y el hablaba con un señor y me dijo mi abuelo:
- vamos a entrar a ver como visten al Señor, vale? que le van a cambiar de ropa.
(Si me preguntasen ahora diría que si sin pensarmelo dos veces, tener cerquita al Sentencia...)
Pues dije que no, pero que no que no, ya sabeis como se ponen los niños pequeños, pues nada, venga a llorar..
Mi padre me dijo:
-porque no quieres ver al señor?
y yo le contesté:
-Que no, que no quiero ver al Señor desnudo, me da verguenza.
Enserio os digo que para mi fue algo traumático el pensar que lo vería desnudo, en calzoncillos (jajaja) pero esque enserio pensaba eso, al final me explicó mi abuelo que, bueno, que era de madera y tal, y entré pero ya era un poco tarde y estaban terminando =(
Recuerdo lo muchísimo que me impresionó y lo guapo que me pareció.
Ahora volvería atrás para poder vivir ese momento, pero sin miedos, disfrutando como una niña chica (y nunca mejor dicho)

Besitos

calleferia dijo...

Querido amigo:

Ultimamente no puedo prodigarme lo que quisiera por los blogs amigos, pero no podía dejar pasar estas fechas sin desearte una muy, muy Feliz Navidad.

Un fuerte abrazo.