22 de septiembre de 2008

¿Policía Medioambiental en Sevilla?

Hace pocos días llegó al buzón de ‘Sevilla Justa’ una carta de un ciudadano bastante preocupado con un asunto que brilla por su ausencia: ‘la limpieza en Sevilla’. Su autor, Víctor Sagristá López, subraya que ha escrito incluso al propio alcalde de la ciudad, Alfredo Sánchez Monteseirín, para comunicarle lo sucia que están las calles y para aportarle incluso una posible solución: un cuerpo de ‘Policía medioambiental’, al igual que en otras ciudades europeas. Como os digo, una carta sin desperdicios (nunca mejor dicho):

Soy sevillano y me avergüenzo de mis conciudadanos. La ciudad está muy sucia, sí. Pero la gran mayoría de la suciedad es la que forman colillas, cacas de perro y otros tipos de basura arrojados por la gente a la calle con total impunidad. He escrito una carta a la alcaldía que probablemente sea ignorada. En ella aporto como única solución el perseguir estas infracciones creando trabajadores específicos. Me gustaría hacer de nuestra ciudad un lugar más habitable y no sentir envidia de lo limpio que está todo en algunas ciudades de Europa.

Estimados señores, desde hace tiempo me vengo fijando en la impunidad con la que la gente tira las colillas al suelo, es realmente sobrecogedor, como si la calle fuera un vertedero. Del mismo modo, numerosos son los vecinos que dejan que su perro haga sus necesidades en cualquier calle o acera. Todas estas conductas incívicas no sólo perjudican nuestra imagen, sino que molestan a las personas que sufrimos esta suciedad día a día. Es muy difícil reeducar a personas que llevan haciendo esto toda su vida. Por tanto, desde un enfoque constructivo propongo crear unos cuerpos de policía o trabajadores encargados de multar ante semejantes conductas. Una especie de ‘Policía medioambiental’. En realidad, estas patrullas operan ya en algunas ciudades europeas. Su efectividad está fuera de toda duda. Si a uno le caen 200 euros por tirar una colilla, seguro que la próxima vez se lo pensará dos veces. Cuando se corra la voz seguro que nadie se atreverá a tirar nada al suelo. Que conste que no se estaría sobre-multando ni nada parecido. La calle es de todos, precisamente por eso al igual que cuidas tu casa, cuida tu calle.

Un saludo y a ver si entre todos mejoramos Sevilla que tiene un grandísimo potencial
".

Víctor Sagristá López

8 comentarios:

Anónimo dijo...

yo creo que hay que eso va en la educacion recibida, y en la que le damos a nuestros hijos, por lo que hay que hay que inculcar a nuestros hijos desde chiquitos...y eso lo agradeceran cuando sean mayores, es decir darles clases de urbanidad....

Luz de Gas dijo...

Es una tarea de todos y de que se cumpla también.

Saludos

el aguaó dijo...

Amigo Híspalis, este señor está completamente acertado, pues la verdad es que algunas zonas dejan mucho que desear en cuanto a limpieza se refiere.

No conozco a la Policía Medioambiental, pero la verdad es que algo hay que hacer, pues si hay algo que detesto es las necesidades de los perros desperdigadas por doquier. Y una frase que hasta en alguna ocasión he dicho yo cuando he salido fuera: qué limpias están las calles... igualito que en Sevilla. Repito que va por zonas, pero es algo que debemos solucionar.

Y que Sevilla tiene un grandísimo potencial no me cabe duda... la duda está en si saben gestionarlo.

Un fuerte abrazo amigo.

P.D. Has renovado las fotos y tu niña está preciosa.

El callejón de los negros dijo...

Hay una cosa clara, los sevillanos somos unos guarros. Generalizar es malo pero la mentira y la hipocrecia y el echarle toda la culpa al que va con la escoba o al que lo manda a una calle y no a otra, eso, eso es peor. Y es lo que veo.

Antonio

La gata Roma dijo...

Pues este señor esta acertadísimo. De hecho recuerdo que en la entrevista de aquí lo comenté. No podemos tener un barrendero detrás de cada ciudadano, y por otro lado, si no se es cívico, habrá que obligar a ello, y está visto que sólo duele el bolsillo, pues al bolsillo.
La verdad es que no me he fijado mucho cuando he estado fuera, tal vez en Londres si que había unos guardas en los parques… Si soy sincera, por ejemplo en el caso de Londres, pensé que era el carácter de la gente, que eran limpios, y puede que así fuera; pero lo dicho, el civismo se aprende, de una forma u otra.
Kisses

Zapateiro dijo...

En Suiza hace unos años multaban si te veían tirar cualquier cosa a la calle.

Aquí lo cierto es que hay una falta de educación sublime en este aspecto. Y como la educación hya que cultivarla desde que se nace y lleva muchos años reeducarse, creo que una opción posible sería esa, la de aatacar el bolsillo, pero el problema siempre es el mismo: el presupuesto. Habría que darle trabajo a agentes para que se dediquen a eso y no creo que en estos momentos las administraciones esté por la labor.

Yo, de momento, sigo con mi descaro ante la gente guarra: se lo digo en toda la cara. Al menos, mi conciencia se queda más tranquila.

Un saludo.

sevillana dijo...

Hola Hispalis te cuento una pequeña historia que me paso un día que paseaba a mi perro.
Pues bien estábamos los dos dando un paseo y se paró para hacer sus necesidades; yo siempre llevo un pequeño bolsito colgado a modo de bandolera y dentro van sus bolsas para recoger las caquitas, las llaves de casa, etc.
Pues un señor que pasaba por mi lado al ver lo que estaba haciendo Zeus me increpó de que ensuciamos todas las calles, que somos unos guarros, etc. Yo no le contesté, saqué del bolso una bolsita para los escrementos, me agaché, la recogí y le pregunté: ¿pasa algo?.
El hombre me pidió disculpas pero creo que lo que tenía que haber hecho era espèrar y ver que hacía yo antes de ponerse como un energúmeno. No todos los dueños de perros somos iguales.

Por cierto Laura está preciosa
Saludos

Falete dijo...

jajajajaja policia medioambiental? lo que hace falta, señor montondeserrin, es mas policia municipal, que del unico coche que circula por Nervion me se de memoria hasta la matricula: 7106-DSL