6 de noviembre de 2008

Reflexión a orillas del Guadalquivir

¿Alguna vez habéis dudado en continuar con vuestro blog? Seguro que sí. No sé si será el otoño, el gris que nubla el cielo o la lejanía del olor a incienso, pero hoy mi mente ha volado hacia la orilla del Guadalquivir para reflexionar sobre la continuidad de este blog. Y no es que quiera abandonar este inmenso mundo, después de más de dos años, porque no haya encontrado nada a cambio, todo lo contrario, he cosechado grandes satisfacciones que me han ayudado y animado incluso en mi vida personal, además de conocer a maravillosas personas con las que comparto algo más que una ciudad en la que vivimos. Sin embargo, no dejo de cavilar –como nuestro amigo ‘Canina’- si todo esto sirve de algo o verdaderamente estoy perdiendo el tiempo.

Sí, sé que este blog, más vuestro que mío, sirve de información, opinión y ayuda a muchos, de emoción a otros; ‘Sevilla justa’ se encuentra, siempre gracias a vosotros, entre los primeros blogs sevillanos según el mayor buscador del mundo: Google; la vitrina de trofeos -vuestros, por supuesto- continúa ampliándose sin que me de tiempo tan si quiera a pasarle el polvo; asimismo, no hace mucho, este blog tuvo el honor de ser anfitrión de una serie de entrevistas en la Radio por las que nos conocimos todos aún más. Gracias a esta anecdótica historia y, sobre todo, a la inspiración de un joven talento que se le ocurrió emprender un programa radiofónico sobre este maravilloso mundo de las bitácoras ahora somos más conocidos, y lo mejor: cada vez más.

Pero no todo ha sido color de rosas, como si de un medio de comunicación se tratara, también me han llovido críticas a modo de comentarios o correos electrónicos, algunos insultándome directamente y otros intentando politizar el blog. Todas las he respetado evitando la confrontación estéril en este espacio que sin lugar a dudas lo que menos entiende, ni quiere entender, es de política.

Siento toda esta reflexión a orillas del Guadalquivir pero puede que sea hora de hacer balance, aunque no hayan sonado aún las doce campanadas que anuncien el fin de año, al igual que lo hacen las pequeñas y medianas empresas, de preguntarse qué pretendemos, qué perseguimos escribiendo en un pequeño trozo de un infinito pastel llamado Internet.

Quizás me esté haciendo mayor dentro de un cuerpo joven que acaba de sobrepasar la treintena, quizás necesite un relevo tras esta larga y preciosa chicotá, quizás sea momento de cortarme la coleta después de sentir que he salido por la Puerta del Príncipe, quizás las críticas me estén haciendo mella, quizás necesite calmar mi sed desde el mejor cántaro de agua que tiene Sevilla, quizás sea el miedo a defraudaros algún día o bien que se me haya quedado grande todo esto, no lo sé, la verdad…

Lo que sí tengo seguro es que Híspalis es un personaje creado y madurado gracias todos vosotros, que nunca dejará de visitar vuestros blogs, que seguirá siendo fiel a Sevilla porque así lo siente y, sobre todo, que nunca olvidará vuestro respeto y cariño.

27 comentarios:

Juanma dijo...

A ver, a ver, a ver...¡¡ni se te ocurra dejar el blog!!
Te lo digo en plan egoísta: en una de mis primeras e imprescindibles visitas cada día. Es una forma de sentirme amigo tuyo, lo cual me llena de orgullo (sin conocerte personalmente, fíjate). Además, si ni siquiera te he contado todavía los planes que tengo para tu hija Laura y mi hijo Domingo (muy buen muchacho, te doy mi palabra de honor y de amor) se conozcan y, a lo mejor, tú y yo somos consuegros.
En serio, querido Híspalis, no lo vayas a dejar. Aunque es sólo mi opinión, que siempre respetará la tuya por encima de todo.
Un fuerte abrazo, querido amigo.

Luz de Gas dijo...

Tan mal ha estado eso que te ha entrado la depresión, pues si que estamos buenos. A la papelera y ya está.

A los treinta hay un poco de bajona, pero creo que lo tuyo no es ni siquiera eso, será un pequeño balance de lo hecho hasta ahora que nunca está mal para seguir adelante.

Un abrazo.

Zapateiro dijo...

Hay veces que las cosas se hacen por impulsos, sin pensar demasiado. Ese fue mi caso en el mundo de los blogs. ¿Qué necesidad hay de buscarle un trasfondo más profundo?

Me basta, lo mismo soy muy simple, con poder hablar libremente de lo que me apetece; saber que tengo lazos que antes no tenía con un buen puñado de blogueros que han entrado en mi vida y quiero que sigan en ella; animarme cada vez que publico un nuevo comentario en alguna entrada; enriquecerme al leer cosas interesantes que otros me ofrecéis; ¿seguimos?

Yo creo que el blog me aporta mucho más de lo que me supone mantenerlo, así que te animo a que no lo dejes. A veces cuesta, se tienen rachas, pero creo que merecen la pena.

¡Ánimo!

El callejón de los negros dijo...

Las críticas hay que valorarlas y recogerlas, pero si vienen con insultos directamente a la basura.

Hay que leerte desde el principio y saber lo que vales.

Tu a lo tuyo que es lo nuestro.

Te seguimos leyendo bloguero. El otoño es muy jodido para estas cosas pero las vamos pasando y surcando nuevos mares...

Antonio

El Caliz de la Canina dijo...

Querido amigo ni se te ocurra dejarlo, si no tienes ganas, ya volverán.Yo tengo 31 y la verdad es que estoy mejor que con 20.

Ay veces que quieres plasmar ideas, y otras no tienes ganas de hacer nada.

El blog es un estado de ánimosi ahora no tienes ganas, ya las tendrás.

Sobre los comentarios políticos, es tu blog y puedes hacer lo que te venga en gana.

La gente por dar porculo hace lo que sea.Sólo hay que ser mas fuerte que lo demás y punto.

Eres nuestro padre de la blogosfera, y por tus niños tomate un tiempo, pero no dejes el blog .....

Sin más un abrazo canino con cariño desde San Greorio.

La Canina seguirá cavilando .....

P.D: Que buen sitio para cavilar has escogido

sevillana dijo...

Querido Hispalis espero que no te vayas, aunque escribas menos no importa.
Mira, te cuento unas cositas, yo soy mayor que tu, llevo desde el 21 de julio un poco malita, por ahora no puedo ni ir a trabajar, no debo de estar mucho tiempo ante el ordenador, según mi medico, y por todo ello me encuentro un tanto encerrada en casa.
Uno de mis casi únicos contactos sois vosotros y vuestros blogs.
Todo se puede superar y solamente me queda por decirte "que no nos abandones", piénsalo.
Muchos besitos

Anónimo dijo...

Como dice unas sevillanas muy famosas y pegadizas, no te vayas todavia, no te vayas por favor....
Un beso.

Jordi de Triana dijo...

Querido Híspalis, perdone que lo contradiga, pero en mi caso no le admito la renuncia. Nunca llegará a imaginar el bien que su blog nos hace a sus fieles seguidores, a la justa memoria de nuestra Híspalis. El problema de las crítica insanas nos es suyo estimado amigo, es problema de ellos. Su blog forma parte de mi vida cotidiana. En el caso de que Usted no se vuelva atrás en la decisión tomada, no será uno sino dos los blogs que dejen de aparecer en el firmamento sevillano. Tras sevilla-justa-blogspot desaparecerá mi humilde rincón sonando con triana. Híspalis y Ramsés fueron quienes me hicieron de cambiar de opinión con su esfuerzo y su apoyo al estar meditando una decisión parecida a la suya.

Tome la decisión que tome, espero que sea seguir, tiene un amigo para siempre en el Barrio de Triana.

Glauca dijo...

Mi apoyo a lo que decidas hacer despues de reflexionar.

Para ti será la mejor decisión.

Un abrazo.

Doria dijo...

Espero Hispalis que no haya sido la respuesta a la entrevista que me has ofrecido y que te envié cumplimentada la causante de este bajón.
Estoy con Glauca, si tuvieras que relantizar un poco tus entradas, no pasará nada.
Tengo muchos más "y tantos" que tu y no son los años los que pesan, es la edad y la edad va con los estados de ánimo. Es necesario, en ciertos momentos tocar fondo para tener plena conciencia de lo que se és y lo que se tiene.
No, no es cuestión de Puerta del Principe, se trata de ser.
Y por último, cuando escribas estos dias de bajón, no pongas "Callejón de la O", pura melancolía, métete un chute de Bach, Vivaldi, etc.
Apenas hemos conectado pero un último ruego; respira hondo y ... después haz lo que creas conveniente.
Las crisis fortalecen, no hablo del Ibex, ni de Bolsa.
Saludos.
Doria

Du Guesclin dijo...

Te entiendo perfectamente, amigo Híspalis, ya que hace pocos meses estuve mas o menos en la misma situación. Y supongo que, como bien dices, a todo el que se mete en este "relío" le termina tarde o temprano sucediendo algo parecido.

Pero te respondo con una pregunta la tuya: ¿merece la pena dejarlo?

Este es tu espacio, donde tú haces lo que quieres, dices lo que quieres y te expresas como quieres: ¿hay algo mas maravilloso?

El que critique, el que politice, el que berree, su problema es. Como dijo don Quijote, "ladran, luego cabalgamos".

Saludos y espero que sigas cabalgando muchos mas años, amigo.

el aguaó dijo...

No puedes irte. Pero ya no es una cuestión que te afecte a ti, pues puedo asegurarte, amigo mío, que nos afecta a todos. A todos los que esperamos entrar en tu humilde casa y encontrarnos algo nuevo. A todos los que, como un servidor, necesitamos abrir el blog y ver la mirada de Laura. A todos los que, de alguna forma u otra, nos desahogamos con las justicias e injusticias de nuestra ciudad. A todos los que necesitamos que nuestro amigo Híspalis escriba.

Todos nosotros, amigo, estamos aquí para esperarte cuando decidas descansar, pero no estamos prparados para despedirte y verte marchar.

Soy tu amigo, y sabes que respetaré la decisión que tomes, pero yo, personalmente, no quiero que te vayas.

Y por supuesto... ya sabes dónde estoy.

Un fortísimo abrazo de tu amigo Ramsés.

Jordi de Triana dijo...

Híspalis te ruego, cuando tengas un minuto, que pases por mi blog y leas mi última entrada.


Un abrazo.


Jordi de Triana

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Qué alegría encontrarme con tanto paisano por aquí. Arropado de esta manera nunca te quedará nada grande.
Un saludo y deciros que mi libro ya está disponible en casadellibro.com, por si acaso alguien...

Isis dijo...

Aún recuerdo el día en el que me dijiste, con una sonrisa que derrochaba ilusión, que habías pensado abrirte un blog. Recuerdo el día que lo abriste, la primera entrada en la que decías por qué te decidías a abrir este 'rinconcito' sevillano. Y recuerdo cada ocasión en la que me has hablado de tu blog o de tus amigos blogueros que tanto de aprecian. Esta plataforma te aporta más incluso de lo que tú mismo piensas, abandonarla ahora sería una locura y un error que no creo que muchos de los que aquí te escriben permitan que cometas.

Hispalis no es un personaje creado. Hispalis es así, como se ve, como se lee. Como queremos seguir leyendo porque aún para quienes ya te conocemos personalmente, leerte nos ayuda a hacerlo aún más.

Un fuerte beso

Natalia Pastor dijo...

El blog es un estado de ánimo.
Espero que tu reflexión no te lleve a abandonarlo.
Un saludo afectuoso.

Finidiblanco dijo...

Espero que reflexiones bien sobre esto, ya que eres un tío reflexivo y con mucho sentido crítico (eso es genial, por cierto) y que sigas con nosotros.

Eres un referente para muchos, entre los que me encuentro.

Animo, amigo

Canónigo Alberico dijo...

hispalis lo que necesites ni te cuento. Tu sabes que hay muchos cobardes que se escudan en el anonimato para tocar las narices. Pero hay que pasar de estos capull@s. Palante maestro un abrazo

Dama dijo...

Pero... ¿que dices? anda, anda, que entre los anónimos, los que no nos respetan y los políticos nos deberíamos de ahorcar.
Tu ni caso, no nos prives del inmenso placer de leerte.
Piénsalo.

dijo...

¿Y qué sería de la radio de los blogueros sin las lecciones de El Sabio Hípalis?

Duende del Sur dijo...

A mi me pasó algo parecido. Haz caso omiso a esas voces envidiosas que se ocultan sin dar la cara.

O si quieres habilita la opción de moderar los comentarios (es lo que yo hice), pero nunca nunca dejes el Blog.

Será bueno para todos nosotros.

Será lo mejor para Sevilla.

Juanma dijo...

Que no, Híspalis, que este comentario de ahora no es para tí, que eres un cabezota.
Es para tu señora esposa, para darle las gracias por haberte obligado a entrar a un cíber y, de ese modo, nos dieras la alegría de la tarde a todos los blogueros.
Pues eso, gracias y un fuerte abrazo.

La gata Roma dijo...

Llego algo tarde; no te voy a decir nada que no dijeran antes otros que además seguramente lo hicieron mejor. Me identifico mucho con lo que dice Zapateiro. Si te digo la verdad, no sabría decirte muy claro porque tengo un blog, ya que concretamente el mío ni informa, ni enseña ni nada parecido; pero se ha convertido en una parcelita de mi vida que no soy capaz de negarme a mi misma, y eso que solo tiene unos meses…
Kisses, y me alegro de que te animaras a quedarte con nosotros.

Híspalis dijo...

Gracias por todas vuestras palabras y muestras de apoyo. Sois únicos. Como ya apunté, mi mente de nuevo a sobre volado el Gudalquivir y se ha posado en lo alto de la Giralda para seguir vigilante de todo lo que suceda en la antigua Híspalis...

El blog seguirá su habitual curso.

Un abrazo y gracias de corazón a tod@s.

El callejón de los negros dijo...

Ha salido hasta en los medios...

Portada Correo de Andalucía

Saludos
Antonio

Moe de Triana dijo...

Buena decisión la que has tomado Híspalis, no dejes de escribir y de crear porque es algo que te encanta hacer.

Un abrazo.

María_azahar dijo...

Aunque suene a buscado pleonasmo, Sevilla sin las palabras de Hípalis no es igual.

Cada vez que entro me da mucha alegría ver que has actualizado.

Un fuerte beso de la Mora.