3 de abril de 2009

Arranca el Metro de Sevilla después de 40 años de espera

Aún no había nacido cuando este proyecto comenzó a fraguarse. Años después, como todos sabemos, fue totalmente olvidado y guardado en un cajón desastre que parecía que nunca volvería a abrirse. Nada importa ya hacer responsables de esta larga espera a unos u otros. Lo cierto y verdad es que el día de ayer -2 de abril de 2009- pasará a la historia por haberse inaugurado oficialmente el Metro de Sevilla, concretamente su línea 1.

La casualidad –a veces benévola- quiso que este joven periodista que os escribe desde este blog estuviera ayer presente en la presentación oficial. Quiso que formara parte del primer grupo de personas que se montara en ese Metro tan ansiado y esperado en Sevilla. El conjunto de personas estaba formado por una amplia lista de autoridades oficiales, invitados y por su puesto: la prensa.

Una vez todos subidos, sobre las 11.30 horas de la mañana, el Metro de Sevilla comenzó a rodar desde los Talleres y Cocheras del Metro (prolongación de la Avenida de Hytasa) camino de la estación de San Bernardo y Prado de San Sebastián. Los primeros segundos llegaron con sorpresa y risas: de repente un frenazo en seco consiguió que muchos se agarraran bien a las barras y otros tomaran asiento (por cierto, algo escasos). Rápidamente, todo recobró su normal funcionamiento. Antes de entrar en el túnel el paisaje era espectacular, una vista nada habitual de nuestra ciudad desde un punto alto de un barrio alejado del casco histórico. Lógicamente, busqué con inquietud la Giralda hasta que al fin mis ojos la encontraron. A lo lejos, sí, pero seguía ahí, sin que ningún edificio de por medio estropeara el hermoso paisaje. Es cuando sentí que el Metro en el que estaba subido era de verdad, era nuestro, de Sevilla.

¿Y vosotros, habéis subido ya al Metro? ¿Qué os parece? ¿Lo vais a usar habitualmente? ¿Qué aspectos podrían mejorarse? ¿Qué es lo que más os ha gustado?

7 comentarios:

Juanma dijo...

Aún no subí, pero ganas no me faltan. Me encantaría que el resto de líneas vinieran de seguido: el tiempo que necesiten, sólo faltaría, pero no más por Dios.

Un fuerte abrazo. Besos a todos. Feliz Semana Santa.

Luz de Gas dijo...

Que llegue ya a Pino MOntano por favorrrrrrrrr

Natalia Pastor dijo...

Bueno, pues ya está aquí tras treinta años de espera. El Metro de Sevilla ha sido inaugurado.
Lo de Metro es un decir, claro. Por que este invento, esta chufla, con un recorrido de 18,5 kilómetros, de los cuales 15 son sobre la superficie, es una mezcla entre tren de cercanias y aspirante a suburbano, un querer y no poder, un parcheo, una milonga.
Eso si, a la inaguración con todo el autobombo previsible, asistieron Manolito Chaves, el alcalde astronauta y la inefable Maleni Álvarez para completar el trio "Los Panchos", y dar aún más caspa y dosis de rancio paletismo al evento.
Para los que nunca hayan subido en Metro, para el sevillano autóctono desconocedor del medio, este invento podrá parecerle el "TGV". Para los que tienen un mayor recorrido urbanita, la carcajada está asegurada.
Andalucia Imparable.
Que no se hunda nada más.

sevillana dijo...

Uno de mis sobrinos es conductor del Metro y mañana sábado vamos a llevar a mi padre para que se pueda dar un paseito. Ya veremos que tal va.
Besitos

Juanma dijo...

Me ha parecido maravillosa (desde cualquier punto de vista) la revista "Último tramo". Enhorabuena por un trabajo tan bueno, seguro que has echado el resto ahí.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Por fin el metro. Llevo esperando 30 años. Y aunque es verdad que es muy bonito y moderno, hay que pulir muchísimas cosas: la frecuencia deja mucho que desear (estube esperando más de quince minutos a la ida y más de diez a la vuelta, y en las dos ocasiones vi pasar sendos trenes en sentido contrario), no hay asientos en las estaciones (claro, como hay que esperar tan poco...), los paneles de información no informaban de nada y su página web no tiene un correo para quejas o sugerencias (claro, como es intachable...). Espero que con el tiempo tengamos un servicio tan digno como el de Madrid o Barcelona, que creo que después de treinta años nos lo merecemos.

sevillana dijo...

Fur increible el paseo que dimos ayer (como ya te dije en mi otro comentario) el metro, lo cogimos en la Estación de San Bernardo y fuimos hasta la última parada en Condequinto en 18 minutos. Allí nos bajamos y merendamos y después de nuevo la vuelta.
Está bastante bien