24 de enero de 2010

Un año sin Marta del Castillo

Querida Marta:

Tal día como hoy, hace un año, decidiste salir para aclarar algunos asuntos con un ‘amigo’ y nunca más volviste. Era sábado, 24 de enero de 2009, 17:35 horas de la tarde cuando ‘la muerte’ (Miguel Carcaño) llamó al portero automático de tu casa pidiéndote que bajaras. Tres horas más tarde, estabas muerta. No mucho más se sabe de todo y a día de hoy tu cuerpo sigue sin aparecer. Inexplicable ¿verdad?...Inexplicable que aún no se hayan producido dimisiones o destituciones de los responsables de las fuerzas de seguridad que han hecho el ridículo llevando tu caso a ninguna parte. Inexplicable saber lo bien que vive en la cárcel de Morón Miguel Carcaño, o conocer cómo el ‘Cuco’ goza de cierta libertad controlada…

Cuando tu búsqueda comenzó por toda Sevilla decidí poner en este Blog tu imagen con la promesa de que no lo quitaría hasta que aparecieras. Aún, tu foto, sigue estando en este humilde Blog…

Quiero que sepas, Marta, que seguiré rezando por tu alma y escribiendo sobre ti para que tu caso nunca se olvide y para que los verdaderos artífices de tu asesinato paguen, tarde o temprano, de por vida tu ausencia.

Por ti Marta, porque tod@s somos Marta.

5 comentarios:

María_azahar dijo...

Una auténtica vergüenza las Leyes de este país y aún más sus ejecutores, entre otros muchos aspectos; una película surrealista que cuesta creer como real, un mundo al revés en el que el criminal, el culpable de la ruptura del equilibrio social, goza descaradamente de todos los derechos sin cumplir con sus deberes bajo el oportunista lema demócrata; y lo peor de todo es que todos asentimos y lo consentimos como necios, como guiñoles manipulados cuando llegan las dichosas elecciones. Algo está verdaderamente fallando y cualquier día esta penosa situación desembocará en que cada uno vuelva a tomarse con razón la Justicia por su propia mano porque esto es un desmadre y la corrupción ya apesta.

Desde aquí mi apoyo para la familia del Castillo.

Un saludo.

miralarima dijo...

No sé si después de un año
es todavía posible
creer de un modo sensato
en la Ley que nos asiste.

Y es que durante estos meses,
porque ya han pasado doce,
nos ha sorprendido siempre
ver como gente tan joven
y con pinta de niñato
a nuestra justicia pone
como de brazos cruzados,
incapaz de poner orden
sumergida en los engaños.

Pero ni un minuto quiero
perder en esa gentuza
a quien deseo y espero
que la justicia los hunda;
a los que sí me refiero,
porque me quema la sangre,
es a esos abogados
que flaco favor le hacen
a todos los ciudadanos
cuando les dicen que engañen,
(haciendo aún más daño)
porque de esa forma saben
que saldrán mejor parados.
¿A dónde llega su ética?
Porque el derecho a defensa,
que no les niego a esas bestias,
no me parece que deba
ejercerse sin decencia.
Que los defiendan, que sí,
para acortarles la pena
si lo consiguen al fin
tras una buena defensa;
pero animar a mentir
a personas como éstas
para poder conseguir
engañar a la justicia
y en el fondo hacer sufrir
aún más a la familia…
no debe ser eso así
o ¡que asco de justicia!.

Y respecto a sus dos padres
solo darles un abrazo
y desearles que alcancen
en tiempo no muy lejano
el final de este desgaste,
de este dolor y este daño,
ver que su cuerpo descanse
donde poder visitarlo
y poder ver en la cárcel
a todos los desalmados
que se han demostrado un cáncer
del mundo civilizado,
porque al fin los tribunales
los han dejado encerrados.

sevillana dijo...

Aunque digan que todos tenemos los mismos derechos y deberes yo no creo en ello después de todo lo que ha pasado con respecto a la muerte de Marta, la justicia no es igual para unos que para otros y se está comprobando en el caso del asesinato de marta.
Yo también puse una fotografía de Marta en mi blog cuando desapareció y hasta que no aparezca su cadaver, aquí se quedará.
Besos

Lola Montalvo dijo...

Quiero manifestar mi apoyo a la familia de esta niña. No es justo que haya "seres" en este mundo que se crean con derecho de acabar con la vida de otros y luego miren al mundo con desafío.
Mi más sincero apoyo. Mi corazón está con ellos; el mundo es más feo desde que despareció Marta. Besos.
Lola

Nimrod dijo...

Y no aparecerá y la el sistema "judicial" (que mejor deberia llamarse legislativo) dejará en la calle a los "presuntos" autores del hecho a los 3-5 años por buena conducta, y cuando eso ocurra, se sentaran en algún parque a fumarse un porroy beberse una litrona y se reiran de todos nosotros.