1 de marzo de 2009

Tu Salud es mi Salvación: Via Crucis de Sevilla 2009

Hace pocos años escuché unas palabras por televisión que nunca olvidaré y que siempre intento tenerlas presente cuando me preocupo a veces por cosas insignificantes. El paso del Señor de la Salud se encontraba parado en la Plaza del Duque repleta de gentío. SevillaTV retransmitía, como cada año, una magnífica y preciosa madrugá. Suena el llamador y el paso del Señor se levanta. Redobles de tambor de fondo, el paso comienza a andar muy lentamente. Los costaleros querían ganar unos metros tan sólo antes de iniciar la larga, popular y sentida chicotá por Campana. Primer plano del Señor de la Salud en televisión y el presentador comienza a decir:

"Cuántas cosas importantes hay en la vida a pesar de que nos empeñemos tantas veces en hacer de cosas casi anecdóticas una auténtica preocupación. Cuántas veces mirando el rostro del Señor de la Salud hay que meditar y volver a pensar en las cosas que de verdad tienen relevancia en la vida. ¿Por qué nos preocupamos tanto por cosas que no tienen importancia?

¿Quieren que hablemos de Salud? ¿Quieren que hablemos de auténticos problemas en la vida? De personas que necesitan imperiosamente agarrarse, ahora mismo, a esas manos, a esa Cruz, a esa cara, a ese pómulo, a esa mirada... porque necesitan urgentemente un asidero. ¿Cuántas personas caminan detrás del Señor de la Salud porque necesitan un poco, sólo un poco, de su ayuda para salir hacia adelante? ¿Por qué, entonces, nos preocupamos a veces en la vida de cosas que no tienen importancia?" (Víctor García-Rayo, periodista y presentador de Pasión en SevillaTV) A su término, el paso comenzó, al son de Saeta, su entrada en Campana.

Mañana, el Señor de la Salud caminará en silencio por la ciudad de Sevilla. No sonarán marchas, ni cantarán saetas ni bulerías, y tampoco veremos largas chicotás llenas de arte. Mañana, El Señor de la Salud impregnará a la ciudad de Salud, esa que tanta falta nos hace a todos y que llega cada madrugá de primavera por la calle Verónica...

8 comentarios:

Híspalis dijo...

Ojalá perfume a toda Sevilla de mucha Salud.

NATURAL DE SEVILLA dijo...

un olé, sentido para tí -hermano- ¡qué necesidad tenemos de El en estos tiempos, nuestro auxilio es su bendito nombre, SALUD

Zapateiro dijo...

No hacen falta marchas, ni saetas, pues la música la lleva con él. Caminará sobre todos los que estaremos acompañándolo y nos llenará el alma de gracia.

El callejón de los negros dijo...

El día de hoy, en la cuarentena sevillana tenía que ser para el Señor de la Salud.

Gocémoslo.

Antonio

Isis dijo...

Ojalá la lluvia dé un respiro a la ciudad para que todos podamos acompañar a tu Señor de la Salud e inundar con él de rezos las calles de nuestra Sevilla.

el aguaó dijo...

Una auténtica pena amigo Híspalis. Salía de trabajar con todas las ganas de imbuírme de la bellísima Salud Gitana, pero la lluvia lo ha impedido.

Lo siento amigo.

Un fortísimo abrazo, de todo corazón.

§♫*€lisa*♫§ dijo...

en losmomentos de aflicción, de amargura , de desazón, de zozobra
en esos momentos en que toda nuestra humanidad no es más que una hojita temblando al roce de una brisa es cuando, buscamos y nos aferramos a él...pero apenas pasada la tormenta muchos vuelven a idolatrarse y seguir su camino como si nada.

Un abrazo de luz
elisa

Anónimo dijo...

Este comentario no tiene nada que ver con la entrada, pero creo que es importante:

Despues de ver ayer el programa de Sevilla TV, y escuchar las declaraciones del Sr. Torrijos, Teniente de Alcalde de Sevilla y el consentimiento por parte del Sr. Alcalde D. Alfredo Sanchez Monteseirín, y Ayuntamiento sobre las Hermandades y Cofradías de Sevilla así como su postura con respecto a la nueva Ley del aborto, propongo:

QUE CUANDO PASEN ESTOS SEÑORES REPRESENTANDO AL AYUNTAMIENTO EN LAS PRESIDENCIAS DE CIERTAS HERMANDADES, TODOS Y DIGO TODOS LOS QUE ESTEN EN LAS SILLAS DE LA CARRERA OFICIAL LES DEN LA ESPALDA, NO SE MERECEN NI UNA SOLA MIRADA DE LOS COFRADES SEVILLANOS.